«Cada cosa que amas es muy probable que la pierdas, pero al final, el amor volverá de una forma diferente»

Lo que supuestamente Kafka escribió

Estamos muy contentos porque con esta entrada del #DiarioColectivo completamos 12; nuestro primer año registrando y compartiendo lo baladí del cotidiano. ¡Gracias por sus colaboraciones y sus atentas lecturas! Ya estamos planeando la celebración, queridas y queridos lectores, continúen pendientes.

Julio fue diverso; tristeza, vacío en el pecho, angustia, alegría, amor y nostalgia. Lo que nos hermana en esta ocasión es el sentir y no sólo eso; el contarlo, a través de la escritura, a nosotros mismos. Reflexión que nos ayuda a tener claro el camino, los aprendizajes y los tropiezos.

El sentir también se canalizó en comer, bailar, reír con amigas, hacer el amor, en platicar y reflejarnos en los otros… Solos o acompañados, seguimos estando juntos. El vaivén de la vida.

En Revista Baladí estamos convencidos del poder de contar(nos) desde lo simple, lo cotidiano, lo que (a veces) pasa desapercibido. Esta es una pequeña aportación, imposible sin el apoyo de ustedes. ¡Gracias de nuevo!

Martes 9 de julio del 2019

Me siento triste. Pensando en todo lo que ha sucedido en las fechas últimas, me lleva a creer que era inevitable llegar aquí. No puedo decir que el vacío en el pecho se había convertido en una sensación inexistente, quizá sólo lo silencié y seguí sin pensar mucho en las consecuencias. Es cansado pensar tanto, el porqué de las cosas, el cómo se desarrollaron, el impacto que podrían tener…

Todo eso me hace sentir débil, sin fortaleza. Y así han sido estos días, quisiera poder ser más clara pero siento que todo está hecho nudo y tanto puede suceder que al intentar jalar uno, la gran maraña desaparezca o peor, que al intentarlo, ésta se convierta en algo más difícil de resolver.

semidesértica

 

Jueves 11 de julio del 2019

El olor a orines era muy fuerte, preparé un poco de jabón, pino y cloro en una bandeja, tome un cepillo y me dispuse a desaparecer la mierda que había en el colchón. En la primeras talladas comencé a sentir un vacío, una angustia, un dolor, una sensación de preocupación e impotencia. ¿Y si abusaron de ella?. ¡Los mato!, juro que los haré sufrir. No podía dejar de llorar, sentía que como si cada tallada fuerte y seca al colchón era un intento por suplicar a la vida que no, que a ella no le hubiese pasado. Ella no debía ser una cifra más. Pero cuando llegó la revisé, parecía un costal, sus esfínteres dejaron de funcionar.

Qué habrá bebido, espero que el antidoping me diga lo que sucedió porque ella no quiere.

Ultravioleta

Miércoles 17 de julio del 2019

Los miércoles, en la fondita que se ubica enfrente del trabajo, se vende el platillo más delicioso que se puede encontrar en la zona: el caldo espacial. 

Bueno, no es el más delicioso y no se llama caldo espacial, sino especial. Se trata de un plato grande de caldo de pollo con chayote, zanahorias, garbanzos, queso, aguacate y cebolla al gusto. Si lo pides para llevar te lo sirven en un vaso de unicel ¡de un litro! Debido a que intentamos contaminar lo menos posible, lo comemos ahí mismo. 

Como dije, no es el más delicioso pero sí el más entrañable… al menos para mí. Será el lugarcito, el ritmo de las cucharadas y la plática (una y una) o el agua de sabor, no lo sé. Quizá todo junto, incluyendo la calle agujereada y el olor a tinta al volver a trabajar. 

Terminamos llenísimas. Sólo me hizo falta un cafecito para hacer digestión y para contrarrestar el mal del puerco. No se puede tener todo en la vida, pero por el día de hoy, quedo satisfecha. 

Isabel

Domingo 21 de julio del 2019

Retomando mi soledad.

Soy una estadística más de las personas sin pareja,  llevo algunos años sola y metida en mi casa pensando que con la ley de atracción o haciendo mantras, seguro el universo me enviará la persona correcta para resolver mi situación  sentimental.

Si la envío, la verdad no lo sé, me descuidé disfrutando el paisaje. Sintiendo el aire que soplaba mis cabellos despeinados, admirando el cielo lleno nubes, parece que será un día lluvioso.

El objetivo: encontrar pareja, el problema no sé, si es lo que realmente quiero en este momento, sin embargo cabe mencionar que a veces, solo a veces, intento convivir con grupos en los cuales pueda encontrar la persona idónea. Es importante agregar al problema que pertenezco a otra estadística que es la comunidad LGBT+

Objetivo, salir a reuniones para conocer gente, el problema no bebo alcohol, no fumo, no uso drogas, soy vegetariana.

¡Y esto es una parrillada, en La Marquesa!

Otro factor que debemos agregar al problema es que tengo que desintoxicar también la mente, interactuar sin prejuicios, no expectativas, dejando de lado los estereotipos y mitos que rodean a las mujeres lesbianas dentro de la misma comunidad.

El panorama se ve complicado, sí fue un día nublado y lluvioso, pero afortunadamente la compañía salvó el día, mujeres inteligentes, compartidas, alegres, que a pesar de tener poco tiempo de conocerse, buscan fortalecer sus lazos de amistad mediante los grupos de contención.

Si, contienes las risas, el bullying entre ellas, las bromas, la bohemia y por qué no, hasta la melancolía de alguna de ellas, por no tener pareja, porque extrañan a la ex, o porque comparten el mismo sentimiento: no saber si es el momento ideal para tener pareja.

Esos son los bellos momentos que me hacen, valorar las amistades temporales o  permanentes y retomar mi soledad para reflexionar.

Shirel

Miércoles 24 de julio del 2019

Vinieron mis primos de Italia. La última vez que los vi eran unos niños glotones, ahora son unos adolescentes altos y apuestos. Ya no les gusta jugar en la resbaladilla, ya no se interesan por mis historias. Ahora ellos son los que platican; de sus amigos, de sus salidas al mar, de su volcán, de sus sueños. Pronto regresarán a su hogar, justo cuando empezaba a (re)conocer en estos due ragazzi sconsciuti a mi familia. ¿Cómo serán la próxima vez que vengan? Voy a extrañar a mis alegres adolescentes de acento mediterráneo.

Transeúnte desmemoriado

Lunes 29 de julio del 2019

Hoy me he descubierto al pensar en tus manos. 
Somos simétricas pero diferentes.

Cierro los ojos y las imagino,
manos firmes, suaves, delgadas, 
húmedas…

Me detengo, 
me reconozco.
¿Quién lo diría? 
las dos siendo seres de agua y habitando la ciudad.

Cuando nuestras manos se estrechan,
no necesitas decirme nada, lo entiendo.
Algo pasa en ti, 
-¿estás nerviosa?, te preguntan todo el tiempo
y es que ruegas que tus manos no suden, 
siempre el primer pensamiento 
y siempre lo primero que pasa. 

Hay días que te gustaría no tener manos,
para que nadie se de cuenta.

Pero aquí, 
tú y yo,
juntas
nos descubrimos.

Y al final…
mi parte favorita,
las dos saltando a una emoción más grande, 
donde ya no hay tiempo para pensar de más,
de controlar detalles,
nuestras manos por fin tranquilas estando juntas.

El agua se ha transformado en calor, 
y el calor nuevamente
ayuda a que nosotras
nos volvamos 
agua.

Mariquita López

Lunes 29 de julio del 2019

A un año que se fue el color, mi familia, a quien amé. Se fue sin explicarse, con una carta vacía, cuando celebraría mi cumpleaños, creo que inconscientemente trató de lastimarme porque odiaba quien era ella en ese momento, nos castigaba para no enfrentarse a sí misma. La Tierra dio una vuelta al Sol, pero yo me estacioné en ese día. 

Hoy decido moverme, así como ella (aunque seguramente no hacia adelante, sino regresando a Edson y lastimando a la persona en turno o jugando con ambos como lo hizo anteriormente), moverme del error de borrachera que duró 2 años, el cual violó principios morales; del engaño que descubrí regresando de Europa que puso en duda las verdades que pudo haber y dejó claro que quien te miente y te lastima de esa forma no te quiere, nunca te quiso.

Me muevo viendo lo bueno en los demás, agradeciendo lo vivido con ella, perdonando las heridas y mentiras; incluso que cuando creí habría solución, decidió irse a la playa con él. No buscaré qué fue mentira y qué verdad, aunque nunca olvidaré lo que hizo daño.

Espero se aleje de él y su falso amor libre usado para satisfacer sus deseos; del engaño y desdén (según ella, incluso a su hija), que a cambio soporta infidelidades de ella. Ambos saben que nadie aguantará su horrible trato y ninguno soporta estar solo, por eso se buscan, por eso son “constantes”, aunque ya no esperen algo del otro.

Sin embargo, le deseo felicidad, espero sea tan radiante como en las fotos en donde hace arte y no insatisfecha como se veía conmigo. Con sus errores, ella para mí fue el arte, fue un oxímoron.

Hay personas que llegan a tu vida a construir, no sé si yo lo hice porque cometí muchos errores y también la herí, de lo cual me arrepiento, de haber sabido lo que hacía habría cambiado, por bien mío y por ella.

Una amiga psicóloga, me dijo que debía expresarme, mostrar sentimientos. Encontré el Diario Colectivo casualmente, pensé que era destino que se llamase Baladí, por eso decidí expresar mi insignificante vida aquí. Me muevo, me expresaré con quienes me rodean y ya no “aportaré” en el Diario.

Este mes su presencia se desvanecía y lo relaciono con lo que supuestamente Kafka escribió: «Cada cosa que amas es muy probable que la pierdas, pero al final, el amor volverá de una forma diferente». Este ya no será un cumpleaños miserable, no como los dos anteriores al lado de Frida.

F

Martes 30 de julio del 2019

Esa noche.

Para variar soñaba con este encuentro. Era una de esas fantasías Hollywoodenses, con buena foto, efectos de luz boken; actores atléticos de bonitos dientes. Y aunque no fue así, llevaba mis tacones lo suficientemente altos para demostrar que lo mío alguna vez fue la conquista de las pistas de baile. Sonó el tambor y tras tus gafas oscuras, desde ese escenario improvisado, me descubriste.

Entre bromas y ocurrencias, provocaste mi risa, mis palmas y mis gritos. La magia de la clave me hizo bailar e invocar a la negra, a la “madre cumbia”, musa que incita, goza y delata su existencia ancestral a través de mi piel, sombra de luna.

Y así también despertaste a la amante de los que buscan amor al filo del vaso; fruto de curvas maduras de vida y andares; carne sexual sin ternura, de apariencia cálida bajo las luces artificiosas, que esa noche nos vistieron de seres noctámbulos sedientos de alcohol, sudor y suspiros.

Pero hoy, a la luz del atardecer, sin zapatillas, sin música, sin tus gafas y demás fantasías nos convertimos en personas simples, con más amor, ternura y camaradería de lo que hubiéramos pensado…

Roxanne

Título: Esa noche. Técnica: Fotografía digital con efecto de Holga.

Miércoles 31 de julio del 2019

Instrucciones para sobrevivir a los 26 años, Parte V: Diccionario de Chapinismos.

Como extranjero en Guatemala, he reconocido la importancia de mantenerse informado, sobre todo en la cuestión de comunicación oral. Por lo tanto, me he visto en la necesidad de un diccionario de Chapinismos para sobrevivir en este vecino país.

“Va vos”

Resulta que Va vos es una abreviación coloquial del ¿Verdad vos? (nota chilanga: En Guatemala usan el vos para hablar de tú).

Los chapines (como se les dice a los guatemaltecos), lógicamente, ya lo usan tan natural que no se percatan cuando lo mencionan. Casi siempre se coloca en el final de una oración o frase, dependiendo del contexto de la plática es el énfasis de su pronunciación. Equivale al “¿no?”, o el “¿tú crees?”, que usamos en México. Ejemplo…

…pensé en un ejemplo, pero no puedo porque no soy chapín y simplemente no puedo emplear va vos con naturalidad. Y el colmo es cuando lo uso soy una burla porque, además que estoy bruto para usarlo fluidamente, mi pronunciación completamente chilanga genera un Va vos parecido a Baboso, e inmediatamente el chapín de junto se ríe. Y si me oí bastante osado, la frase “No hables voseando, no te queda, te oyes mal” me recuerda que no estoy en México y que pues o me adapto a las necesidades lingüísticas chapinas o defiendo mi acento tepiteño (que desconocía que tenía hasta que llegué aquí).

Opté por lo primero, porque pedir un refresco es un desmadre, ¿va vos?   

Chmsk

Miércoles 31 de julio del 2019

Julio 2019 sucedió entre m o v i m i e n t o

Tres vidas por las que daría la mía se extendieron este mes; también la muerte se llevó a un longevo y memorioso ser; sobrevino en mi la culpa de no haber platicado con él sobre mis orígenes; postergué el encuentro. Evita dejar para después lo que es importante para ti, me quedó de lección. 

En esta siete-doceava parte del año temí perder mi libertad; sentí la responsabilidad de cuidar lo que escribo. No la perdí y la dirigí hacia museos: vi un peine y unas aspiradoras expuestos como obras de arte; me sorprendí con patrones arquitectónicos. 

Sucedió mi época vacacional anhelada entre montones de ropa por lavar y rescoldos de recuerdos que aún me derrumban. Supe que el cariño perdura a pesar de la lejanía amistosa: sentí orgullo y lo acompañé con churros azucarados y fotografías. 

Llegó en este julio el anuncio de un deseado connubio; vinieron brindis con ello. También apareció la conciencia de los cambios y las ganas de ellos aunque retrasé y detuve la acción. Apareció la incertidumbre como patrón de vida anquilosada pero el aferrarme a una agenda y palabras nuevas, como libar, me mantuvieron en movimiento.

Natalia Castrejón

Miércoles 31 de julio del 2019

Es el último día del mes de Julio, lo que para nosotros los Godinez significa cierre de mes. Me siento algo preocupada porque no solo tengo mucho trabajo ya que aunado a ello hay muchos “temas” (como llamarían en mi empresa a los problemas o situaciones delicadas por resolver).

También me encuentro emocionada porque en dos días es la graduación de Universidad de mi hermano lo que significa que además de que no vendré a trabajar ese día gran parte de nuestra familia nos visitara por lo que tendremos casa llena y me entusiasma el ir a cada recámara de mi casa y que en cada una de ellas se encuentren personas con quien convivir; donde estén las tías platicando de métodos para adelgazar, en otra los tíos discutiendo de política y deportes, las primas revisando en redes sociales lo que hay en tendencias y los más pequeños jugando videojuegos y pedirnos también jugar.

Si que es una semana muy completa.

Estefany Reyes

La fotografía principal es autoría de Brenda Martínez Carrera. Aquí su instagram.