De sueños y realidades, de hechos históricos y memorias a corto plazo…. lluvias perdidas. Dejamos testimonio del pasar del tiempo en las simples cosas; una charla, una manifestación, un voto (no) simulado… en las palabras que este mes nuestros queridos colaboradores comparten en Diario Colectivo.

Al final del texto y al final del mes… nos hacemos fuertes.

***

 

Jueves 4 de octubre de 2018

Ojalá tuviera un impermeable invisible que trajera todo el tiempo sobre mí sin darme cuenta y me protegiera de la lluvia; ojalá octubre, por sus obvias bondades otoñales, no permitiera al calor y a la tempestuosa lluvia abrasar sus días; pero sobre todo, ojalá no me hubiera puesto sandalias hoy. Disfruté trabajar en mi departamento por la mañana, no he leído y leído y leído, pero escuché sobre Roald Dahl, té, café, chocolate y cadáveres bolcheviques y vi a X. y a M. Cada vez me reconfortan más las bondades de las mujeres y la literatura, las mujeres en la literatura, las mujeres que hacen literatura, las mujeres que piensan literatura, las mujeres que leen literatura, las mujeres que son literarias por sí mismas, las mujeres que amamantan y han amamantado literatura y literatos; luego pienso que soy mujer y qué bueno que no me acobardé a ser literata.

Carmen Lima

Martes 9 de octubre de 2018

«Todos hemos vivido el 68 – me comentó mi amigo José Luis Flores Sánchez. Unos de una una manera, otros de otra. Nos influyó para decidir de qué lado estar. Muchos, sin conocernos, coincidimos». Y yo estoy de acuerdo con esta manera de pensar. La conmemoración del 50 aniversario del 2 de octubre nos coloca en el marco ideal para hacer una reflexión común indispensable: ¿De qué manera nuestra vida personal está vinculada con el Movimiento Estudiantil de 1968? ¿Qué sentido tienen esos hechos para nosotros en la actualidad?

La mayoría los hemos experimentado de forma indirecta, pero no por eso tienen menos poder para marcar vidas. Son una seña de identidad en la historia reciente de México. Estos días en los cuales el 68 ha sido ampliamente recordado por instancias sociales, gubernamentales y medios de comunicación, también me he hecho otras preguntas: ¿Qué hemos heredado de aquel movimiento social? ¿Qué herencia al respecto dejaremos nosotros a nuestra vez?  Heredamos, y quiero pensar que heredaremos, un aprendizaje. Comprender cómo nuestra biografía está ligada a un devenir histórico nos abre el acceso a la dimensión colectiva de la memoria, y así maduramos como sociedad. ¿Por qué? Porque hemos aprendido, haciéndonos más conscientes de nosotros mismos. Hemos aprendido a exigir respeto y a rechazar el autoritarismo, como lo hicieron los estudiantes en 1968, aún a sabiendas del peligro que corrían.

Rodrigo Farías Bárcenas

Domingo 14 de octubre de 2018

Soñé con una sobredosis.

Un ataque de ansiedad y la necesidad de manejar en círculos para calmarme.

No era la única que necesitaba ayuda, no parecía ser yo quien procuraba atención con más urgencia. Alguien lloraba a gritos, que fueron respondidos por una turba de curiosos, yo tomaba las llaves de una camioneta.

Al final del sueño la otra persona se encontraba bien. Yo había sufrido un accidente automovilístico.

«Óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú.»

Ele

Martes 16 de octubre de 2018

Hice 20 min en bici desde plaza universidad hasta plaza krystal. De nada sirvió que casi me atropellaran en un par de ocasiones por que llegué tarde a mi cita en el SAT. Lloré. ¿Acaso eso es la adultez?

Bárbara Zepeda

Sábado 27 de octubre del 2018

Las tradiciones funcionan de maneras misteriosas -como los caminos del señor- pero neta no puedo con que cuando alguien quiera historiar el desfile de Día de Muertos vaya a toparse con que la idea salió de una película de James Bond.

Transeúnte des-memoriado

 

 

Domingo 28 de octubre del 2018

¿Tres puntos o punto y coma?

Detente; no me abraces que lo recuerdo todo.

Recuerdo cuando alguien me abrazaba con el mismo cariño con el que tú lo haces.

¿Que si me gusta?

¡Me encanta! ¡Me vuelve loca!

He olvidado muchas cosas, pero el calor de un abrazo envuelto de amor, eso no lo olvido; nunca lo olvidaré.

Se siente tan bien, que no quiero…

no quiero separarme de ti nunca.

Aun cuando sé que los kilómetros nos alejan y juntan cuando quieren.

Aun cuando sé que todo sabe a prohibido… cuando lo hacemos a escondidas,

rápido, temblando por dentro, acelerados.

Y entonces todo termina; risas, complicidad absoluta,

signos que sólo tú y yo entendemos.

-¿Qué somos?

-Sólo sé que juntos nos hacemos…

Nos hacemos invisibles y mientras nos estrechamos, nos hacemos fuertes.

Mitad y mitad,

Mitad y mitad…

 

Mariquita L.

¿Quieres participar?

#DiarioColectivo es una conjunción de escritos a modo de diario que se realiza mensualmente. Si quieres participar con un fragmento para el mes de noviembre, manda un texto fechado en ese mes de máximo 200 palabras (no hay mínimo), acompañado (opcional) de un dibujo/audio/video/foto a revistabaladi@gmail.com

Las dos fechas límite de entrega son 17 y 29 de noviembre. Puedes firmarlo con tu nombre, un seudónimo o de forma anónima.

¡Esperamos tu contribución!